Clasificación de Deudas en el Sistema Financiero

Es muy importante conocer la clasificación de deuda (y deudor) en el sistema financiero para no verse perjudicado al solicitar un financiamiento bancario a futuro.

Antes de aprobar una operación de financiamiento, sea este un préstamo, línea de crédito o tarjeta de crédito, una entidad financiera busca conocer la calificación del solicitante dentro de la base de datos de las Centrales de Riesgo. Según esta calificación se establecerá si el solicitante es apto o no para otorgarle dicho producto.

Son varios los factores tomados en cuenta para clasificar a un deudor; dentro de ellos, los que más rápido se toman en cuenta son la capacidad de pago y la existencia de créditos, ya sean normales, vencidos, activos, castigados o en cobranza judicial.

Clasificación

El sistema financiero peruano ha determinado cinco categorías de deudores. Teniendo en cuenta que existen varios tipos de créditos, la clasificación de un deudor puede variar en tiempos según el tipo del mismo. Para el presente caso, consideraremos como referencia el Crédito de Consumo, para lo cual la clasificación se entiende de la siguiente forma:

Clasificación 0 = Normal

Esta viene a ser la clasificación ideal para todos, ya que indica que no se tiene problemas para afrontar deudas, pagando a tiempo y respetando los compromisos acordados. Las personas que tienen esta clasificación son buscadas por las entidades financieras para entregarles cualquier tipo de crédito, conseguirlo y conservarlo como cliente en forma indeterminada.

Clasificación 1 = Problemas Potenciales

Para las personas que tengan esta clasificación, significa que aún pueden atender todas sus obligaciones, pero que puede haber situaciones en el futuro que puedan transformarse en problemas y afectar su capacidad de pago, por ejemplo, contratos de trabajo por periodos muy cortos, estacionalidad de ventas en el caso de emprendedores, etc. Esto se puede observar mediante incumplimientos ocasionales en sus obligaciones. Retrasos de hasta 30 días en promedio.

Clasificación 2 = Deficiente

La persona que se encuentra en esta clasificación tiene dificultades para afrontar todas sus obligaciones financieras. En esta situación se encuentran las personas que tengan incumplimientos entre 31 y 60 días. El deudor que refinancie sus deudas pasa automáticamente bajo esta clasificación.

Clasificación 3 = Dudoso

A este nivel las posibilidades del deudor para cumplir sus obligaciones son muy bajas. Aquí, las personas se encuentran sobre endeudadas, no existe casi capacidad de pago, los retrasos en todas las deudas son constantes y los incumplimientos pasan los 61 días hasta 120 días.

Clasificación 4 = Pérdida

Esta es la categoría más complicada de todas. A este nivel las deudas son consideradas incobrables. Los incumplimientos sobrepasan los 120 días, por lo cual la deuda pasa a considerarse como castigada, teniendo el Banco que proveer el 100% de la misma por mandato legal., como consecuencia el deudor queda apartado del sistema financiero ya que ningún Banco podrá asistirlo con crédito alguno.

Cómo saber su clasificación

La Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) informó que en el último año el 65.4% de clientes del sistema financiero peruano ha revisado en más de dos oportunidades su Reporte de Deuda. En tanto, un 23% indica que revisó su estado una vez y un 12% declara no haber utilizado la herramienta de reporte de deuda de la SBS en el último año.

El Departamento de Servicios al Ciudadano de la SBS, resaltó que en el reporte de deudas ( https://www.sbs.gob.pe/usuarios/nuestros-servicios/reporte-de-deudas ) salen todas las obligaciones (deudas) que las personas tienen con el sistema financiero. “Sale el monto que le debe a cada entidad, así como la calificación que éstos le reportan. Si tu crédito lo has pagado antes del día 8 de retraso vas a estar en calificación normal; pero si te vas atrasando las calificaciones van cambiando y puedes perjudicar tu historial crediticio”.

De acuerdo con la encuesta de la SBS, el 47% manifiesta que el Reporte de Deudas le ha permitido ordenarse financieramente; un 48% señala que le da tranquilidad saber cómo es calificado por el sistema financiero; mientras que para el 5% no tiene utilidad.

Para el caso de las personas que se encuentran en situación de mora o incumplimiento de obligaciones, las entidades financieras establecerán sus estrategias de cobranza, en función al patrimonio, ubicabilidad, monto de la deuda, antigüedad de la misma, etc., por lo cual pueden tratarla de forma judicial con medidas embargo o extrajudicial de manera indeterminada, mediante la gestión de las empresas de cobranzas y sus cobradores.

Como recomendación final, si tiene un crédito dentro del sistema financiero o considera solicitar ese servicio, visite el sitio web de la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS) donde encontrará una herramienta virtual para el ciudadano donde podrá ver su reporte de forma gratuita.

Fuente: Nota informativa diario Gestión, web SBS, blog ayudadeudores.wordpress.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *